Robocicla vuelve a La Casa Encendida

¡Aloha, robociclantas! La primera semana de julio regresamos a La Casa Encendida en Madrid para compartir de nuevo la experiencia del taller de Manos a los chips que ya hiciéramos el año pasado. En esta ocasión, 15 personitas de entre 8 y 13 años nos llenaron de ideas y energía durante 5 mañanas en las que hubo de todo. Hasta 4 participantes que repitieron experiencia después de disfrutar de Manos a los chips 2013.

Captura de pantalla 2014-08-13 13.01.40

La apasionante semana comenzaba con una presentación atípica que casi sin querer comenzó a tejer una red entre nosotros y nos mostró lo importante que es colaborar y compartir, ¡todo un CopyLeft analógico en directo! 
Tras calentar músculos y neuronas, todes queríamos saber qué escondía una enorme montaña de ordenadores viejos en medio de la sala. Pasados los nervios de los primeros momentos nos pusimos manos a la obra. Desmontar los equipos, destriparlos, abrir el iPod antiguo que había en casa, o una vieja radio, un móvil desechado… Se olvidan pronto de que no se conocían cuando han cogido las herramientas y ya sólo les preocupa saber qué hay dentro de cada aparato que tienen a la vista. Desde el primer día todos empiezan a colaborar, quien aprende a desmontar una fuente de alimentación ayuda y enseña al resto. ¡Hay hasta quien se especializa en desmontar discos duros
Las dos primeras jornadas se pasaron volando entre destornilladores y tijeras para cortar cables. Individualmente o por parejas, iban acumulando elementos para después montar los robots. Unas ideas de robots que al principio eran muy difusas y que entre todes ayudábamos a perfilar en divertidos debates en grupo

Casi sin darnos cuenta llegamos al miércoles, un día cargado de aprendizajes y sorpresas. Desde primera hora estuvimos aprendiendo qué es la plastilina conductora, cuál es su funcionamiento y cómo se hace (todo aprendido de un niño que lo ha compartido en Youtube). Pero lo más importante y lo que nos gusta más: ¡estuvimos toda la mañana haciendo plastilina conductora de diferentes colores para nuestros robots!

DSC_2133

Con todos los elementos para montar los robots pasamos la mañana del jueves. Guantes y mucha silicona bastaron para empezar a intuir los primeros robots. Antes de eso, tuvimos la oportunidad de hackear las pistolas de silicona que habían viajado con Robocicla a Guatemala y hubo que adaptarlas a nuestras tomas de corriente. ¡Todo un aprendizaje! 

13879_851705761524291_823236736165362311_n

Ahora sólo hacía falta que los robots cobrasen vida y tuvieran movimiento y luces. Aquí estaba el truco de todos estos días de trabajo, las piezas elegidas de los ordenadores eran probadas para ver si los ventiladores funcionaban, los lectores de CDs se abrían, etc. Añadíamos circuitos de LEDs y de energía que ibamos aprendiendo entre todos para que los robots tuvieran los superpoderes que habíamos pensado.


El último día quedaba dar los últimos retoques a nuestros nuevos juguetes y grabar unos pequeños vídeos mostrando todos lo que podían hacer. Mientras unos grababan, otros iban ayudando a acabar al resto, otros con la mente puesta en el próximo robot, en el ordenador viejo del desván… y la mochila llena de nuevos amigos, experiencias y todo lo aprendido. Compartir, reciclar y volver a dar vida

Para ver los vídeos de todos los robots, podéis visitar el tumblr de Robocicla.
Más fotografías en nuestra página de Facebook.

Sobre Julio Albarrán